martes, 12 de febrero de 2008

así que querías ser arquitecto

este es un título de un libro muy prometedor que hacen leer a algunos en primer semestre, la verdad no se si lo hubiera leido fuese arquitecto.

aveces pienso que sería mi vida si fuera actuaría, o ingeniera o economista; si tuviera un horario de oficina normal. primero tendría tiempo de hacer muchas cosas, seguro ganaría más dinero, y vería más a mis amigos (espero que no me odien mucho por haber escogido esta carrera del demonio). no hubiera andado con gerardo, pero estaría con ernesto (gracias a que no lo conocí en la facultad) y si hubiera andado con alvaro (insisto que alguna vez tuve amigos fuera de este circulo vicioso) mis amores de la universidad... ...sólo hubiera faltado con el que duré 3 años y medio! jajaja. tendria tiempo de hacer ejercicio y no comería tanto por el estrés, tendría más tema de conversación y no me sentiría como una inculta; en algunas cosas lo pienso y creo que sería mejor.

por otro lado no tendría la capacidad de resolver problemas en un abrir y cerrar de ojos, no tendría el ojo de arquitecto odioso (aveces es bueno ese ojo), no hubiera conocido a mis grandes amigos: victor, ema, clau, espanto, entre otros, no tendría la capacidad de trabajar sin parar...

aveces lo pienso y por minutos me arrepiento, creo que los arquitectos nos merecemos una vida mejor, necesitamos tiempo para hacer otras cosas... tiempo para dejar de ser arquitectos y ser personas, aveces extraño ser ANA. creo que es hora de empezar a asimilar que dejé de ser ana para ser arquitecto de tiempo completo.

para que no se queden con la duda este libro trata de como uno se desgasta siendo arqui, como se gana poco al principio, y que es dificil encontrar un buen trabajo (además que los arenceles con los que nos deben pagar a los arquitectos siempre te lso reduce el cliente a la mitad y no hay forma de legislar eso) en pocas palabras estamos jodidos, qué coños pasó por mi mente cuando decidí estudiar la carrera más absorvente del mundo.
y aún así la amo, me declaro workoholic.